Carlos Fornes, presidente de la ADSCV, ha asegurado que  “después de dos años durísimos, los profesionales sanitarios no se merecen que se siembren dudas y se lancen informaciones que son totalmente falsas y solo sirven para añadir incertidumbre a unos profesionales que están física y mentalmente ya agotados”.

Así, Fornes ha asegurado que los profesionales sanitarios de la sanidad pública pueden estar tranquilos porque su trabajo está cubierto por la Administración, que tiene contratado un Seguro de Responsabilidad Civil Sanitaria para todos sus empleados.

“Asimismo -ha indicado Fornes- también están cubiertos todos los procedimientos judiciales de agresiones o amenazas a los profesionales sanitarios de la Sanidad Pública a través de la compañía de seguros contratada por la Administración”.

Además, el presidente de la ADSCV también ha explicado que “en el caso concreto de la Covid-19, lo que ha pasado es que las compañías aseguradoras  no han querido incluir en sus pólizas debido al elevado número de personas afectadas, pero eso no quiere decir que los profesionales no estén cubiertos, puesto que la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública es quien responde en los casos de responsabilidad patrimonial  y de responsabilidad civil derivada de condena penal”.

“El único supuesto -ha indicado Fornes- en el que el profesional de la sanidad pública no está cubierto (ni ahora ni antes) es si se demuestra que ha habido dolo, es decir, voluntad maliciosa de engañar a alguien, de causar un daño o de incumplir una obligación contraída”.

La ADSCV quiere enviar un mensaje de tranquilidad y se pone a disposición de cualquier profesional sanitario que tenga dudas sobre este tema.