Carlos Fornes, presidente de la ADSCV, ha mantenido una reunión a tres bandas con el presidente del Colegio Oficial de Enfermería de Valencia, Juanjo Tirado, y con Javier Galván, interlocutor policial nacional sanitario, con el objeto de analizar las cifras actuales de agresiones a personal sanitario y seguir trabajando en la propuesta de medidas que contribuyan a solucionar este problema.

reunion colegio enfermeria

Durante la reunión se ha puesto encima de la mesa que la crispación de la ciudadanía sigue en aumento, y esto es el germen de muchas de las agresiones que se producen. Sin embargo, tal y como ha explicado Carlos Fornes, “los profesionales sanitarios no denuncian en la mayoría de los casos. Y esto es preocupante porque las agresiones verbales que no se denuncian pueden derivar en agresiones físicas. Queremos que el profesional sanitario se sienta respaldado por sus colegios profesionales, por la ADSCV y por la Administración”

Juanjo Tirado, presidente del Colegio Oficial de Enfermería de Valencia, ha propuesto que “se unifiquen los criterios sobre qué se considera una agresión; se desarrollen protocolos o chek list para que los profesionales sanitarios sepan exactamente cómo actuar ante cualquier tipo de agresión y por supuesto hay que concienciar a todos los profesionales en la idea de que ninguna agresión deja de ser importante por el mero hecho de que no sea física”.

Según los datos aportados por Javier Galván,  interlocutor policial nacional sanitario, estamos en un momento de repunte de las agresiones, pero siguen siendo pocas las que se denuncian.

A la reunión también han asistido la Jefa Sección de Seguridad Privada de Valencia de la Policía Nacional, Concepción Torquemada; Juan Francisco Llorca, asesor jurídico del Colegio Oficial de Enfermería y Antonio Núñez, Tesorero del Colegio de Enfermería de Valencia.